VALORES PASCALINOS: LA VERDAD

La «verdad», es definida semánticamente «como el momento en el cual una intención, un propósito, deben encontrar una verificación en la realidad». Éste, es un valor institucional que promueve BLAS PASCAL SCHOOL y que hoy,  te invitamos a conocer.

 

Osorno, 09 de Julio, 2015.- La Verdad, es un valor ético, pues da sentido al respeto ante los demás hombres. Constituye uno de los pilares básicos sobre los que se asienta la conciencia moral de la comunidad y abarca todos los ámbitos de la vida humana.

La «verdad», es definida semánticamente «como el momento en el cual una intención, un propósito, deben encontrar una verificación en la realidad». Éste, es un valor institucional que promueve BLAS PASCAL SCHOOL y que hoy,  te invitamos a conocer.

 

La verdad: en palabras y acciones

De acuerdo al Reglamento Interno y de Convivencia Escolar de BPS, la “verdad” hace referencia a la conformidad y apego de lo que se dice o hace en relación al concepto formado y aceptado sobre ellas.

La verdad es un valor vinculado a la honestidad, que implica la actitud de mantener en todo momento la veracidad en las palabras pero también en nuestras acciones.

En nuestras actitudes, se evidencia cuando aparentamos ser una persona que no somos, para sacar provecho en diferentes circunstancias: trabajo, amistad, negocios, círculo social. Mostramos una personalidad ficticia: inteligentes, simpáticos, educados, de buenas costumbres. Al final, eso se descubre produciendo una gran desilusión: “no era como yo pensaba”, “creí que era diferente”, “si fuese sincero, sería otra cosa”.

En esta línea, so solo deberíamos decir la verdad, sino también actuar conforme a ella, lo cual vincula tres valores: verdad, humildad y valor. Si nos mostramos tal cual somos en realidad, nos hace ser congruentes con lo que decimos, hacemos y pensamos. De esta manera, logramos el reconocimiento y la aceptación de nuestras cualidades, pero también de nuestras limitaciones: los demás nos aceptarán como somos, si de verdad nos quieren.

Contrario a la verdad existen antivalores: la mentira, la falsedad, la deshonestidad, la calumnia, el engaño, las media-verdades, la manipulación y la soberbia.

Actuar de forma sincera implica decir la verdad siempre, tanto en la vida privada como en la vida social y pública; nos aleja de antivalores que a la larga deterioran nuestras relaciones interpersonales y nuestra forma de vincularnos con el entorno. Por ello, te invitamos a vivir con este valioso valor.

 

verdad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat