VALORES PASCALINOS: LAS BUENAS COSTUMBRES

Si bien existen costumbres propias en cada país o nación, hay también costumbres más íntimas que debemos llevarlas día a día y cada segundo. Para la comunidad educativa de BLAS PASCAL SCHOOL (Reglamento Interno y de Convivencia Escolar del BPS), manifestamos este valor: al ser consistente; actuando con integridad; generando confianza;siendo cordial y empático.

 

Osorno, 20 de Julio, 2015.- Cuando hablamos del valor de las Buenas Costumbres, nos referimos al modo habitual de proceder o conducirse, que involucra una moral honesta con cada persona.

Éste es otro de los valores institucionales de BLAS PASCAL SCHOOL y que hoy para comenzar la semana, te invitamos a conocer.

 

Las costumbres

La costumbre es una práctica social con arraigo entre la mayor parte de los integrantes de una comunidad o país, que permite formar el carácter distintivo de los mismos. Para la sociología, las costumbres son componentes de la cultura que se transmiten de generación en generación y que, por lo tanto, están relacionadas con la adaptación del individuo al grupo social.

En este sentido, las buenas costumbres, son entendidas como modo habitual de obrar (habito o tendencia adquirida), aprobado por la sociedad; mientras que las malas costumbres, son los procederes considerados como negativas.

Si bien existen costumbres propias en cada país o nación, hay también costumbres más íntimas que debemos llevarlas día a día y cada segundo. Para la comunidad educativa de BLAS PASCAL SCHOOL (Reglamento Interno y de Convivencia Escolar del BPS), manifestamos este valor: al ser consistente; actuando con integridad; generando confianza;siendo cordial y empático.

 

Importancia de este valor

La humanidad ha tenido históricamente mucho interés por mantener los usos y las «buenas costumbres», demostrando así el valor positivo que se reconoce en los buenos modos, que humanizan el trato social, ya que fomentan y reflejan mejor la dignidad humana.

Las buenas costumbres no hay que entenderlas como un mero cúmulo de manifestaciones externas, más bien, surgen con naturalidad en quien posee un concepto elevado de la dignidad de las personas.

Son además, manifestaciones de cultura y elegancia, los cuales son elementos esenciales en una educación integral de la persona.

Cuando incorporamos en nuestro actuar, valores como las buenas costumbres, establecemos una relación armónica con nuestro entorno (sana convivencia), al establecer vínculos positivos que además, contribuyen a nuestro desenvolvimiento.

 

buenas costumbres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba