DOCENTES DE BLAS PASCAL SCHOOL AHONDAN EN “CYBERBULLYING” Y “GROOMING” MEDIANTE CHARLA DE PDI

Si bien, el mayor acceso a equipos y redes para navegar (apertura tecnológica), han potenciado su incidencia, también es cierto que existen una serie de acciones para abordarlos. 

 

Osorno, 03 de Septiembre, 2015.- Aunque a muchos les cueste creerlo, el ciberespacio también se ha transformado en un terreno fértil para la ocurrencia de graves delitos. El “cyberbullying” y “grooming” por ejemplo, son quizás los mejores referentes para graficar esta grave situación con tendencia al alza; y que en ambos casos, afectan a menores de edad sin distinción de sexo, con tan sólo ingresar a Internet.

Si bien el mayor acceso a equipos y redes para navegar (apertura tecnológica), han potenciado su incidencia, también es cierto que existen una serie de acciones para abordarlos.

En este contexto, el cuerpo docente de BLAS PASCAL SCHOOL ahondó en las características e implicancias de éstos delitos, a través de una detallada charla sobre “cyberbullying” y “grooming”, efectuada por la Prefectura de la Policía de Investigaciones de Osorno.

 

Cómo abordar el “cyberbullying”

En los últimos años, Chile se ha posicionado entre los países de la región con mayor número de denuncias por cyberbullying, que es el acoso escolar por internet de un menor hacia otro menor.

En este sentido, educar a las familias y comunidades escolares sobre las repercusiones de esta triste problemática y desincentivar su ocurrencia a través de leyes que la sancionen, son algunos de los métodos que hoy se utilizan para afrontar el “cyberbullying”

Para comenzar a bordar este tema, el comisario de la PDI, Rodrigo García, explicó que, “el menor tiene que entender que hay cosas que se pueden hacer y cosas que no se pueden hacer ya que están sancionadas por normas o por las leyes. En este sentido, los menores deben tener absolutamente claro que, no porque ejecute acciones por internet, dejan de ser delito como lo es realizar amenazas por Facebook o por otras redes sociales. También debe entender que no porque cree otro nombre o me esconda bajo el anonimato, significa que no me puedan descubrir”, aclaró.

El profesional, subrayó que, “es importante recalcar que la usurpación en redes sociales también es un delito. Si yo creo un espacio virtual al nombre un compañerito o compañerita con su foto o nombre, estoy cometiendo un delito, sobre todo si hablo como si fuera él o ella”, indicó.

En la misma senda, el policía agregó que, “también es una infracción a la Ley de Informática cuando una persona copia o adivina la clave de acceso a cuentas personales, eso también es un delito. Ahora si borra comentarios o interviene esta cuenta, ya es un sabotaje informático, que es otro delito. Cabe recordar que la ley de responsabilidad adolescente sanciona a quien tenga la edad de igual o mayor a 14 años, obviamente con una justicia orientada a la reinserción social”, advirtió.

Para poder enfrentar y disminuir los índices de delitos como el cyberbullying, el funcionario policial, dijo que se requiere de la colaboración de todos. “Muchas veces papás, alumnos o hasta profesores tienen conocimiento de lo que le sucede a otras personas y muchas veces se quedan callados porque no le está afectando a ellos. La omisión también ayuda que esto siga aumentando”, reveló.

“Nosotros hacemos un llamado a toda la comunidad a estar atentos y denunciar estos casos, esto no es sólo un tema de las policías o de los establecimientos educacionales, los padres y los alumnos también deben hacerse parte en esto. Nosotros tenemos que controlar a nuestros hijos, tenemos que controlar a nuestros alumnos para que vivan en una buena convivencia porque ellos van a seguir siendo compañeros de cursos probablemente por mucho tiempo, por lo que no pueden estar peleando”, manifestó el comisario de la PDI, Rodrigo García.

Recomendaciones para enfrentar el “grooming”

Respecto al “grooming”, el funcionario policial expuso que este delito, “se refiere al acoso sexual vía medios informáticos como celulares o computador, realizado por un adulto hacia un menor, escondiendo su perfil o disimulándolo con uno falso”, dijo.

En esta línea, detalló que, “hay que comprender que el grooming, es un proceso preparatorio un delito de acoso sexual, agresión sexual o violación. Aquí lo que hace el pedófilo es ganarse la confianza del menor para que de alguna manera le envíe fotografías en tonos sexuales y poder confirmar alguna cita o reunión”, apuntó.

Para el comisario de la PDI, la primera recomendación es no entregar datos personales. “Como papá debo enseñarles a mis hijos que no deben entregar datos personales y por supuesto, yo tampoco. Debemos partir de la base que, todos estos delitos se abastecen de toda la información disponible para concretar sus fines. Por eso, yo no puedo dejar mi perfil abierto a que todos lo vean ni mucho menos, informar cuántos hijos tengo, que edades tienen y en qué curso y colegios están, porque estoy entregando información de mi familia a gente que no conozco, y en el caso de los niños es lo mismo”, sostuvo.

Para finalizar, el policía agregó que, “muchas veces uno escribe, estoy con mi familia en Antillanca, pero lo que estoy diciendo también es que mi casa está vacía. Tampoco puedo escribir, hoy salgo tarde de mi trabajo, porque estoy revelando que mis hijos están solos. En síntesis, yo no puedo entregar información privada en internet, eso es categórico”, sentenció, el comisario de la PDI, Rodrigo García.

 

IMG_0435_result IMG_0438_result IMG_9392_result

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba